#Noticias

Vecinos de Arismendi logran modificar ordenanza ambiental

Prensa Orpanac.- Por unanimidad y en tercera sesión, los concejales de la Cámara Municipal de Arismendi aprobaron la modificación de más de 70 artículos de la actual ordenanza municipal de Gestión Ambiental, impulsados por la presión ejercida por los vecinos del sector Catalán de esa jurisdicción.

La sesión contó con la asistencia de 5 de los 7 concejales facultados, quienes realizaron la sesión aprobatoria luego de que revisaran el articulado en dos sesiones previas, una de ellas extraordinaria.

Entre las novedades introducidas, los ediles acordaron darles mayor peso a los artículos sancionatorios de la ley, para persuadir la infracción de la normativa. Se espera que el martes 27 de noviembre sea publicada en la Gaceta Municipal y entre formalmente en vigor.

Comunidad activa

Antonio Márquez, vocero del Consejo Comunal, explica que la iniciativa surgió producto de la instalación de un silo cementero, que para ellos constituye una amenaza a su salud. “La iniciativa, entre otras, propone medidas preventivas y correctivas para normar las actividades domésticas, comerciales e industriales que puedan afectar la calidad de vida y el equilibrio ambiental”.

Los vecinos, quienes forman parte de las redes ciudadanas de la Organización Para la Prevención Nacional de la Corrupción, Orpanac, presentaron denuncias ante la alcaldía y el ministerio del Poder Popular para el Ecosocialismo. En sus averiguaciones, el equipo legal del Observatorio de Orpanac pudo constatar que existen órdenes de paralización preventiva del Ministerio del Poder Popular para el Ecosocialismo.

Desde el 9 de mayo, la ingeniera María Carolina Gil, Coordinadora de Gestión de Riesgo Ambiental del Ministerio del Poder Popular para la Salud, recomendó “la pronta reubicación del silo a una zona de uso industrial”. Ninguna de las disposiciones legales ha sido atendida.

Para Orpanac es importante que ahora el Ministerio del Poder Popular para el Ecosocialismo dé cumplimiento a la legislación, porque los vecinos denuncian que, pese a las órdenes de paralización emanadas por ese despacho, el silo sigue alimentándose con toneladas de cemento que mantiene un manto de polvillo gris sobre todo el sector Catalán, donde habitan un aproximado de 150 familias. El equipo de investigación de Orpanac solicitó información pública a la síndica municipal que certifique si la empresa en cuestión cumple o no con las normativas.

La modificación de la ordenanza por acción de los vecinos constituye un hecho inédito, que crea precedentes importantes en la gestión ciudadana de los municipios, sus ordenanzas y leyes.

Please follow and like us: